Cabecera Metidos en Carretera

Imágenes para el recuerdo

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Enlaces recomendados

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Señalización de tramos con riesgo de colisión por alcance

En 2011, tras una campaña promovida por un grupo de medios de comunicación, el Ministerio de Fomento normalizó y generalizó la señalización de los tramos con mayor riesgo de colisión por alcance por medio de unas marcas viales específicas consistentes en unos galones pintados en el eje del carril. La distancia entre dos galones consecutivos depende del límite de velocidad del tramo: en función de los tiempos de percepción y reacción, el conductor debe mantener una distancia de seguridad con el vehículo que le precede tal que le permita ver siempre al menos dos galones. Por otro lado, el galón induce a una disminución de la velocidad, dado que provoca una percepción de estrechamiento en el carril. Estas marcas viales se complementan con unos carteles situados en el comienzo del tramo, que explican el significado de la marca vial.

Esta señalización se define en una Nota de servicio 1/2011 sobre señalización de tramos con riesgo de colisión por alcance (20-06-2011) y ha sido ampliamente divulgada por los medios de comunicación. También se recoge en el borrador de la Instrucción 8.2-IC con la designación M-7.12 de "separación de seguridad entre vehículos".

Por otro lado, esta señalización ha sido adoptada también por otras administraciones, por ejemplo se pueden encontrar galones en la N-121-A a su paso por los túneles de Belate y Almandotz, carretera cuya titularidad corresponde al Gobierno de Navarra.

Sin embargo, hay otros ejemplos de señales y carteles que se han venido empleando desde hace tiempo para señalizar los tramos de la red de carreteras en los que la diferencia de velocidad entre vehículos incrementa el riesgo de accidente por alcance. El ejemplo más paradigmático corresponde sin duda a las rampas de especial inclinación o de larga longitud, en las que, dependiendo de su relación peso/potencia, los vehículos deceleran progresivamente hasta alcanzar lo que se conoce como velocidad sostenida en rampa.

Gráficas de prestaciones de vehículos pesados en rampas para una relación peso/potencia de 90 kg/CV. Fuente: Manual de Capacidad de Carreteras (2000). Transportation Research Board. National Research Council

Desde hace varias décadas se pueden encontrar en nuestras carreteras estos carteles que contienen una caricatura muy descriptiva del peligro que encierra esta situación.

Este tipo de señales todavía se continúan instalando en algunos lugares, como es el caso del tramo de Somosierra en la A-1.

Por otro lado, la Junta de Andalucía ha extendido una variante de esta señal en ciertos tramos con tránsito considerable de motocicletas.

Pero volviendo a las rampas, en algunos tramos se han colocado señales de peligro especiales, como estas situadas en el portillo de Buñol de la A-3, ya desaparecidas.

En este caso también se colocaron en sentido descendente.

Estas señales se han sustituido en la rampa por la clásica descrita más arriba.

Para la pendiente se ha diseñado un modelo especial similar al utilizado en sentido ascendente.

En otros tramos, como el correspondiente al puerto de Miravete en la A-5, los galones se emplearon unos años antes de la aprobación de la nota de servicio, complementados con una cartelería que explicaba su significado.

En la actualidad, esta señalización se ha sustituido por la definida en la Nota de servicio.

Por otro lado, los carteles que se colocan en los accesos a los túneles indicando las normas de circulación específicas y los equipamientos de seguridad existentes, conforme al Real Decreto de 2006 de seguridad en túneles, también suelen prescribir una distancia de seguidad mínima entre vehículos.

Un ejemplo sencillo se puede encontrar en este tramo de la A-77a en el acceso a Alicante, donde el peligro de alcances se debe a la posibilidad de retenciones por la proximidad de una glorieta. En este caso se ha colocado la señal de congestión con una placa complementaria con la leyenda "alcances".

Resulta interesante la práctica desarrollada en las autopistas francesas, en las que el borde derecho de la calzada se señaliza con una marca vial discontinua de trazos largos y vanos cortos (marca vial T4). La actualización vigente instrucción de señalización francesa incluye, dentro del apartado de señalización de información de seguridad, unas señales que recuerdan al conductor la posibilidad de verificar la distancia de seguridad con el vehículo precedente de forma sencilla contando el número de trazos.

El objetivo genérico de la señalización de información de seguridad (parte quinta, título 2) es recordar a los usuarios de la carretera determinadas reglas básicas de la seguridad vial. Para recordar la necesidad de mantener una distancia de seguridad adecuada se disponen tres paneles cuadrados (SR2a, SR2b y SR2c) separados 300 m.

En España, la vigente Instrucción 8.2-IC de marcas viales de 1987 contempla, salvo excepciones, la utilización de la marca discontinua M-1.11 en el borde exterior de la calzada de las autopistas o autovías. Esta marca mide aproximadamente la mitad que la marca francesa (Francia: trazo de 39 m, vano de 13 m. España: trazo de 20 m, vano de 4 m).

Sin embargo, el borrador de su actualización, que ya se viene aplicando desde hace unos años, sustituye esta marca por otra continua, la M-2.5. Con esta práctica, desaparece esta útil y sencilla referencia para calcular las imprescindibles distancias de seguridad.

Última actualización: 19 de marzo de 2016

Inicio | Artículos | Viajes | Documentos | Vídeos | Actualizaciones | Mapa Web

© · 2016 | Contacto: miliar@telefonica.net | Síguenos en Facebook Metidos En Carretera