Cabecera Metidos en Carretera

Imágenes para el recuerdo

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Enlaces recomendados

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Revista Tráfico. Carreteras autonómicas. Extremadura: extensa y ondulada

En marzo de 1996 la revista Tráfico publicó un nuevo reportaje sobre las carreteras autonómicas, donde analizaba la red viaria dependiente de la Junta de Extremadura. El contenido del mismo está disponible en el siguiente enlace.

Revista Tráfico, nº 113 (marzo de 1996). Extremadura: extensa y ondulada

En 1980 la extensión de la red estatal en Extremadura era de 4.405 km, de los que 1.200 km se incorporaron a la RIGE. El resto de vías se traspasaron en 1984 a la Junta de Extremadura, que asumió la titularidad de 3.316 km caracterizados por su mal estado, con anchos de 5 m, firmes de riego superficial en un tercio de la red y una velocidad media de recorrido de 64 km/h.

En 1995 se aprobó la Ley de Carreteras de Extremadura, que clasificó las carreteras no estatales de la región en cuatro niveles jerárquicos:

  • Red básica: carreteras que conforman la estructura básica de comunicaciones de Extremadura junto a la red estatal, sirviendo de soporte a la circulación de larga distancia, comunicando los principales núcleos de población, canalizando los mayores flujos de tráfico y conectando con las redes de mismo nivel de las comunidades limítrofes. Las redes estatal y regional deben formar una malla cerrada sensiblemente ortogonal, proporcionando una cobertura territorial suficiente
  • Red intercomarcal: carreteras que comunican los mayores núcleos de población y centro de actividad de cada comarca con sus centros comarcales y los más próximos de otras comarcas. Junto a las redes estatal y regional lleva los flujos intercomarcales más importantes y dota al territorio de una estructura más equilibrada formando una malla cerrada
  • Red local: carreteras que comunican los centros de población entre sí, con los núcleos intermedios de apoyo y con las cabeceras comarcales a través de éstos
  • Red vecinal: resto de carreteras que no tienen carácter estructurante y sus itinerarios tienen función de acceso a núcleos de población

Aunque no se indica explícitamente en la Ley, las tres categorías corresponden a las carreteras de titularidad de la Comunidad Autónoma y el último a las Administraciones Locales y otros organismos. En 1997 se modificó la denominación de las vías extremeñas conforme a estos criterios de clasificación. Así, se asignó a las carreteras autonómicas el símbolo "EX" seguido de un código numérico de tres cifras, cuyo primer dígito indica la categoría de la vía (1 para la red básica, 2 para la intercomarcal y 3 para la local) y el resto identifican cada carretera dentro de su nivel jerárquico. Para las carreteras vecinales de titularidad de las Diputaciones Provinciales de Badajoz y Cáceres se establecieron las siglas "BA" y "CC", respectivamente, estableciéndose el plazo de un año para que estos organismos remitieran al Gobierno Regional su propuesta de Catálogo con la nueva relación y nomenclatura de carreteras, aunque el segundo no cumplió con esta prescripción.

En realidad, la clasificación de las vías dependientes de la Junta de Extremadura en tres categorías ya se había establecido años antes, en 1987, a partir del análisis funcional de la red, durante la redacción del Plan Regional de Carreteras. El Plan, presentado en febrero de 1988 en la Comisión de Política Territorial de la Asamblea de Extremadura, preveía una inversión 51.540 millones de pesetas durante el decenio 1988-1997.

Su objetivo fundamental era la fijación de un marco global que permitiera el desarrollo de los programas de inversión anuales, aplicando los recursos en la mejora del nivel de servicio de la red viaria de forma eficiente y coordinada, dentro de la directriz de una ordenación territorial tendente a la eliminación de los desequilibrios internos existentes en la región, extensa y con una densidad de población muy baja, que planteaba un problema de accesibilidad a las diferentes comarcas. Teniendo en cuenta el aspecto socio-económico, así como la rentabilidad, peligrosidad, IMD y situación de partida de cada carretera se estableció un programa de actuaciones, que se extendía a la totalidad de las carreteras autonómicas, dividido en dos fases: 1988-1992 y 1992-1997.

Las actuaciones previstas se concretaban en la creación de nuevas carreteras, acondicionamientos de trazado, ensanche y mejora, refuerzo de firme, renovación superficial y conservación preventiva. Entre las actuaciones puntuales se encontraban los acondicionamientos de travesía, mejoras de seguridad vial, supresión de pasos a nivel y obras de fábrica. Destacaban las actuaciones de acondicionamiento, que se extendían al 43% de la red, mientras que las de ensanche y mejora afectaban al 22%. También estaban previstos 108 kilómetros de nuevas carreteras.

La inversión realizada en este periodo ascendió finalmente a casi 82.200 millones de pesetas. Entre las mejoras más destacadas se pueden citar las correspondientes a los itinerarios Cáceres-Badajoz (N-523), ramal a Zafra y Los Santos de Maimona de la carretera Badajoz-Huelva (N-435), Navalmoral de la Mata-frontera portuguesa extendiéndose la C-511 hasta Coria, Navalmoral de la Mata-Guadalupe CC-713, Villanueva de la Serena-Andalucía C-420, Badajoz-Mérida por Montijo C-537 y Badajoz-Almendralejo C-422.

Última actualización: 15 de junio de 2019

Inicio | Artículos | Viajes | Documentos | Vídeos | Actualizaciones | Imágenes para el Recuerdo | Mapa Web

© · 2016 | Contacto: miliar@telefonica.net | Síguenos en Facebook Metidos En Carretera | Síguenos en Instagram Metidos En Carretera | Carreteros Carreteros