Cabecera Metidos en Carretera

Imágenes para el recuerdo

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Enlaces recomendados

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Revista Tráfico. Carreteras autonómicas. Navarra: una carretera para cada población

En septiembre de 1996 la revista Tráfico continuó con la colección de reportajes sobre las carreteras autonómicas con la publicación de un informe sobre las carreteras dependendientes del Gobierno de Navarra. El contenido está disponible en el siguiente enlace.

Revista Tráfico, nº 118 (septiembre de 1996). Carreteras autonómicas. Navarra: una carretera para cada población

Navarra cuenta con un régimen particular privativo en materia de construcción, financiación y conservación de carreteras y caminos desde el reinado de Carlos III. Aunque la construcción de la red de caminos de Navarra comenzó en la segunda mitad del siglo XVIII bajo la supervisión del Consejo Real, dependiente del Rey, la Diputación consiguió en 1783 que el Marqués de Floridablanca, Secretario de Estado y Superintendente General de Caminos, le otorgara por Real Cédula las facultades necesarias para la construcción de los nuevos caminos rindiendo cuentas únicamente a las Cortes de Navarra, sin que fuera necesaria la intervención de ningún organismo real. Al año siguiente, una nueva Real Cédula aprobó la financiación de los caminos navarros con recursos propios de la Diputación. Las competencias en materia de construcción y reparación de caminos fueron reconocidas posteriormente por las Cortes de 1794-1797, ya durante el reinado de Carlos IV, y en el siglo XIX, en virtud de lo acordado en el Convenio de Vergara, que puso fin a la Primera Guerra Carlista, por la Ley de sanción de los fueros de 1839 y el artículo 10 de la Ley Paccionada de 1841.

La Ley de Carreteras de 1974 mantuvo el reconocimiento de la situación peculiar de Navarra. El Decreto de adaptación de la Ley al régimen foral , aprobado al año siguiente, dio prioridad a la normativa vigente en territorio navarro frente a la Ley estatal, aunque estableció la necesidad de coordinación entre el Ministerio de Obras Públicas y la Diputación Foral de Navarra en el enlace entre las redes dependientes de ambos organismos, clasificación funcional de las carreteras y señalización. Por último, el Estado mantenía la titularidad de las concesiones de autopistas que había concedido hasta la extinción de las mismas, disposición que afectó al itinerario Bilbao-Zaragoza de la autopista del Ebro, adjudicado en 1973.

Dado que la Constitución Española de 1978 ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales, los artículos 49.1.f y 49.3 de la Ley de reintegración y amejoramiento del Régimen Foral de Navarra reconocen la competencia exclusiva de la Comunidad en materia de carreteras y caminos cuyo itinerario se desarrolle completamente en el territorio foral, conservando íntegramente las facultades y competencias que hasta entonces ejercía, criterio mantenido por la Ley de Carreteras de 1988, aunque requiriendo la coordinación y acuerdo con el Estado para la construcción de nuevas carreteras que afecten a las competencias estatales conforme a la Constitución.

La red de carreteras de la Comunidad Foral de Navarra contaba con 3.511 km en los primeros años de la década de los ochenta, a los que hay que añadir los 82 kilómetros en servicio de la autopista de Navarra, concedida por la Diputación de Navarra en la década anterior. Por su parte, el Estado mantuvo la titularidad de los 39 km de la autopista de peaje Bilbao-Zaragoza que discurren por el territorio foral, quedando éstos integrados en la RIGE.

Con el objeto de actualizar y unificar las diversas disposiciones normativas forales y estatales existentes en materia de carreteras y caminos, en 1986 se aprobó una Ley Foral de Defensa de las Carreteras de Navarra en la que distinguía las carreteras de especial interés para la Comunidad Foral de las restantes. La clasificación de las vías navarras a estos efectos se definió en un Decreto Foral aquel mismo año.

A finales de aquel mismo año el Avance del Plan de Carreteras de Navarra estableció la siguiente clasificación jerárquica:

  • Red de interés general: itinerarios que estructuran el espacio regional interno, canalizan las mayores intensidades de tráfico en los flujos y relaciones socioeconómicas entre los principales núcleos de población y conectan el territorio navarro con las redes del mismo nivel de las regiones limítrofes
  • Red de interés de la Comunidad Foral: soporta los flujos intrarregionales de menor importancia no canalizados por la red anterior, complementa el esquema radiocéntrico ofreciendo una serie de itinerarios transversales que abarcan todo el territorio y constituyen una segunda red orientada a mejorar la integración del espacio regional
  • Red comarcal: completa las redes anteriores y ofrece solución a los tráficos de corto recorrido, a nivel comarcal
  • Red local: tiene una función estrictamente local, con un tráfico de tipo municipal

Esta clasificación estuvo vigente hasta la aprobación en 2007 de la Ley Foral de Carreteras de Navarra, que añadió una red de vías de gran capacidad, formada por autopistas, autovías, vías desdobladas y carreteras de altas prestaciones, e integró la red comarcal en la de interés general de la Comunidad.

En 1987 se modificaron las denominaciones definidas en el Plan General de Obras Públicas de 1940, con el objeto de adaptarlas a la clasificación definida en el Avance del Plan de Carreteras de Navarra, manteniendo una adecuada coordinación y homogeneización con los criterios seguidos en las comunidades limítrofes, tanto por el Estado como por las administraciones autonómicas. En la red de interés general, que da continuidad a la RIGE en el territorio navarro, se adoptaron claves similares con la letra "N" seguida de tres cifras, excepto en la N-I, manteniendo la nomenclatura y kilometración de las vías estatales en Navarra. En algunos ramales y carreteras con tramos diferenciados se añadió un sufijo alfabético. En el resto de vías se emplearon las siglas "NA" seguidas de tres dígitos para las redes de interés de la Comunidad Foral y comarcal. La red local mantuvo las denominaciones anteriores con cuatro cifras.

El Avance del Plan de Carreteras de Navarra, aprobado por el Gobierno de Navarra en diciembre de 1986, preveía una inversión total de 55.100 millones de pesetas de 1986 en el periodo 1988-1997. Las actuaciones se agrupaban en los siguientes programas:

  • Redes de gran capacidad
  • Mejora y acondicionamiento
  • Reposición y pavimentos
  • Conservación y explotación
  • Actuaciones complementarias

Más de la mitad de la inversión iba destinada al programa de mejora y acondicionamiento, quedando únicamente 7.400 millones de pesetas para la red de gran capacidad. Sin embargo, en los años posteriores el Programa de Inversiones Públicas 1989-1991 incorporó nuevas actuaciones.

El Plan Director de Carreteras de Navarra 1998-2005 fue remitido al Parlamento en octubre de 1997, por acuerdo del Gobierno, con una inversión prevista de 133.000 millones de pesetas distribuida en dos cuatrienios: 62.000 millones en el periodo 1998-2001 y 71.000 millones en 2002-2005. El texto obtuvo la aprobación de la Comisión de Obras Públicas e Infraestructuras el 2 de diciembre de 1997 con la incorporación de algunas propuestas.

Entre las actuaciones realizadas por el Gobierno de Navarra en estos años destaca la prolongación de la autopista de Navarra desde Irurzun con la construcción de las autovías de Leitzarán y de la Barranca, que aseguran la conexión de Pamplona con Guipúzcoa y Álava. También se construyeron las rondas de Pamplona y los túneles de Velate y Almandoz en la carretera N-121-A de Pamplona a Behovia.

Enlaces

Última actualización: 15 de junio de 2019

Inicio | Artículos | Viajes | Documentos | Vídeos | Actualizaciones | Imágenes para el Recuerdo | Mapa Web

© · 2016 | Contacto: miliar@telefonica.net | Síguenos en Facebook Metidos En Carretera | Síguenos en Instagram Metidos En Carretera | Carreteros Carreteros