Cabecera Metidos en Carretera

Imágenes para el recuerdo

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Enlaces recomendados

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Recorrido de la antigua N-234 por las Cuestas del Ragudo (Castellón)

Las Cuestas del Ragudo

Tras el cruce sobre la línea ferroviaria, se encuentra una glorieta que conecta con el camino de Pina de Montalgrao y el antiguo trazado de la carretera gira hacia el suroeste, para comenzar la ascensión a las Cuestas del Ragudo con unas primeras alineaciones de trazado suave.


En este tramo se encuentra una pequeña obra de paso fácilmente accesible. Se trata de una fábrica mixta de piedra y ladrillo con sección en bóveda de cañón.


Como suele ser habitual, las boquillas están constituidas por sillares. De igual manera, se observa un zócalo constituido por una hilada de sillares, que tiene por objeto proteger la base de la obra de fábrica. Los hastiales y la bóveda quedan separados por una imposta.


El espacio comprendido entre las boquillas se rellena con sillarejo en los hastiales y ladrillo en la bóveda. Tanto el zócalo como la imposta del arranque se prolongan por el interior de la fábrica.


La estructura se completa con muros en vuelta rematados por pretiles. El tímpano de la bóveda queda coronado por una imposta, pero en la actualidad carece de sistemas de contención.



En el fondo de la vaguada se observan algunos guardarruedas desprendidos.


Más adelante, una señal de sucesión de curvas peligrosas anuncia el inicio del tramo más accidentado del recorrido, correspondiente a las Cuestas del Ragudo. La fecha de fabricación, realizada por Vitrex, S.A., se remonta a noviembre de 1965.




La carretera asciende generalmente a media ladera, apoyándose en muros y ajustándose al escarpado relieve con movimientos de tierra mínimos.



A veces la plataforma se separa del terreno y discurre entre dos muros paralelos.


Las estructuras de contención de la calzada están coronadas en muchos casos por pretiles de piedra.



El paraje también cuenta con vestigios de interés histórico, fácilmente reconocibles por el visitante al haber sido señalizados por el proyecto "Frente de Viver", que tiene como objetivo el conocimiento, protección y difusión de los restos de la Guerra Civil que se conservan en este término municipal, al que pertenece la vertiente sudeste del Ragudo.

Ya quedan pocos restos de la señalización vertical que en otras épocas guió a los automovilistas en este tramo.


Hay tramos protegidos con pretiles de hormigón.


Alguno de estos pretiles se ha pintado con galones de color blanco y rojo para facilitar la percepción del trazado por los conductores.



En La Revuelta todavía se conserva una antigua barrera de seguridad metálica con postes de madera. Se trata de un perfil simple, utilizado en las primeras barreras de este tipo que se instalaron en nuestro país.




La curva situada unos metros más adelante también estuvo protegida por este tipo de barrera.


En este caso se pueden observar algunos detalles como la terminación y la sujección del perfil a los postes de madera.




Tras la curva hay un corto tramo que discurre en desmonte.


En este punto parece encontrarse un trazado anterior, probablemente utilizado por la carretera antes de construirse el desmonte, aunque este extremo no ha podido confirmarse y documentarse con cartografía o fotografías aéreas antiguas.



También se conservan restos de la señalización que guiaba a los vehículos que descendían por las cuestas sentido Viver.



En las inmediaciones de la casa de Caramanchel, había una limitación de velocidad de 30 km/h.


En esta zona se construyó una pequeña variante en desmonte para mejorar el trazado de la carretera.



Las siguientes fotografías aéreas, correspondientes a los vuelos americano 1956-1957 e interministerial 1973-1986, muestran la evolución de los trazados en esta zona.

Evolución del trazado de la N-234 en las inmediaciones de Casa de Caramanchel según los vuelos americano 1956-1957 e interministerial 1973-1986. © Instituto Geográfico Nacional

Evolución del trazado de la N-234 en las inmediaciones de Casa de Caramanchel según los vuelos americano 1956-1957 e interministerial 1973-1986. © Instituto Geográfico Nacional

Antes de ejecutarse esta actuación, la vía discurría a media ladera.





Entre los dos trazados se encuentran las ruinas de la Casa de Caramanchel.

La calzada antigua queda interrumpida por una barrera de rocas desprendidas del lateral de la carretera.



Desde el tramo antiguo se pueden contemplar algunas panorámicas de la carretera y del parque eólico Alto Palancia II, ubicado en las inmediaciones.



Unos metros más adelante se conserva el hito kilométrico correspondiente al kilómetro 56 de la N-234.



Tras este hito se encuentra la última curva de las Cuestas del Ragudo. La aproximación a la misma desde Barracas está señalizada con balizas verticales para advertir a los conductores del inicio del tramo accidentado.



Inicio | Artículos | Viajes | Documentos | Vídeos | Actualizaciones | Mapa Web

© · 2016 | Contacto: miliar@telefonica.net | Síguenos en Facebook Metidos En Carretera