Cabecera Metidos en Carretera

Imágenes para el recuerdo

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Enlaces recomendados

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

El antiguo trazado de la N-430 sobre el puente Laisón en Bonete (Albacete)

Una de las características de las antiguas carreteras es la completa subordinación del trazado geométrico a la ubicación de las obras de paso, que por simplicidad técnica y economía se disponían perpendiculares al cauce o vía ferroviaria que cruzaban. Esto obligaba al diseño de curvas de aproximación, a veces de radio reducido, que con el tiempo han resultado inadecuadas para la velocidad de circulación de los vehículos modernos.

En la margen izquierda de la autovía de Alicante, a su paso por el término municipal de Bonete (Albacete), se encuentra un antiguo trazado, abandonado tras la construcción de una variante a finales del siglo XX, que discurría sobre una obra de fábrica ortogonal al cauce cuyo cruce resuelve. Esta estructura fue levantada en el siglo XVIII durante la ejecución del camino de Valencia y ampliada posteriormente, conservando parte de la fábrica original, visible desde la boca opuesta a la actual autovía.

Antecedentes

El camino de Valencia es una de las cuatro vías radiales incluidas en el Real Decreto aprobado el 10 de junio de 1761, durante el reinado de Carlos III, que ordenaba la construcción con "rectitud y solidez" de todos los caminos convenientes para la utilidad común de los pueblos españoles, comenzando por los principales de la Corte a las provincias, en concreto los de Andalucía, Cataluña, Galicia y Valencia.

Se establecía un arbitrio de 2 reales de vellón por cada fanega de sal consumida en España para los diez años siguientes, para la financiación de los caminos recogidos en el Decreto, aunque el camino de Valencia recibió "lo que sobra del ocho por ciento que se cobra en aquella Ciudad, despues de pagada la quota, ò el cupo de su contribucion".

Para la construcción del camino de Valencia se seleccionó la ruta que discurría por Ocaña, porque presentaba menores dificultades orográficas y reducía la longitud total de camino que se debía construir si se incluían los ramales a Alicante y Cartagena, 118.5 leguas en lugar de 136.5. Esta decisión suponía incrementar la distancia entre Madrid y Valencia a 64 leguas, frente a las 54 del camino de las Cabrillas, utilizado por la posta según establecía el "Reglamento General para la dirección y gobierno de los oficios de Correo Mayor y Postas de España" de 1720.

Las obras comenzaron en 1765 simultáneamente en Ocaña y Valencia, bajo la dirección técnica del ingeniero militar teniente coronel Pedro Fernando de Ara, del que dependían otros ingenieros encargados de los distintos tramos en que se dividió el camino. La actuación fue promovida por el marqués de Esquilache como superintendente y el conde de Aranda, capitán general de Valencia, como subdelegado.

El "Itinerario descriptivo de España" de Alexandre Laborde describe el recorrido entre Albacete y Almansa de la siguiente manera, según la traducción editada en 1816 por Mariano Cabrerizo:

"Al salir de Albacete se sigue por una llanura, en cuyo terreno se cultiva mucho trigo y cebada, y pacen bastantes rebaños. Pasadas dos leguas se descubre á lo lejos la ciudad y antiguo castillo de Chinchilla, situado en una eminencia. Crúzanse dilatados carrascales, y se llega á la venta de las Casas, edificio moderno, magnífico y cómodo, siguiendo hasta el Villar un terreno ingrato y cubierto á trechos de espesos matorrales, hasta llegar al Bonete, lugar no muy grande.

Las cuatro leguas que restan hasta Almansa son muy solitarias, ocupando la mitad del camino un espeso monte de carrascas y otros arbustos.

Las casitas de los guarda-camino que se hallan de trecho en trecho, sirven al viagero de algun consuelo, aunque en ellas se encuentran pocos recursos á las necesidades que pueden ocurrir á un caminante.

(...) El camino que acabamos de describir desde Albacete está recien construido; es ancho, hermoso, y una continuacion del que conduce de Madrid y de Aranjuez, por la Mancha hasta la misma ciudad de Valencia".

El Plan General de Carreteras de 1860 incluyó la "carretera de Ocaña a Alicante, por Albacete y Almansa" clasificándola como de primer orden conforme a lo establecido en la Ley de Carreteras de 1857.

El puente de Lisón figura en el listado contenido en la "Memoria sobre el estado de las carreteras en el año de 1883 presentada al excmo. señor Ministro de Fomento", donde se incluyen los puentes existentes en esta carretera y se describe como puente de fábrica con un arco de 8,40 m de luz.

Estado demostrativo de los puentes comprendidos en las carreteras de primer orden en fin de 1883
Denominación Provincia Puentes Observaciones
de la carretera del puente de fábrica
construidos en construcción en estudio total
Ocaña a Alicante,
por Albacete y Almansa
de Lisón Albacete 1 - - 1 De un arco de 8,40 metros de luz

También aparece en el levantamiento planimétrico del término municipal de Bonete realizado en 1874 por el Cuerpo de Topógrafos de la Dirección de Estadística y del Instituto Geográfico (actual Instituto Geográfico Nacional), donde se denomina el cauce aguas abajo de la obra de fábrica como arroyo de Puente Laisón. Además, se representa otra estructura, situada un kilómetro antes, que resuelve el paso sobre una vertiente y se denomina "puente Torcido", dada su oblicuidad respecto al eje del camino.

La carretera de Ocaña a Alicante y los puentes Torcido y de Laisón en los trabajos planimétricos llevados a cabo por el Cuerpo de Topógrafos de la Dirección de Estadística y del Instituto Geográfico. En rojo, una actualización posterior en la que se levantó el trazado de la carretera con mayor precisión. © Instituto Geográfico Nacional

La carretera de Ocaña a Alicante y los puentes Torcido y de Laisón en los trabajos planimétricos llevados a cabo por el Cuerpo de Topógrafos de la Dirección de Estadística y del Instituto Geográfico. En rojo, una actualización posterior en la que se levantó el trazado de la carretera con mayor precisión. © Instituto Geográfico Nacional

Entre las actuaciones realizadas por el programa de actuación Red de Itinerarios Asfálticos (REDIA) en el itinerario Madrid-Alicante se encuentra el "Ensanche y mejora del firme, C.N. 430, de Badajoz a Valencia, y C.N. 330, de Murcia y Alicante a Francia por Zaragoza, puntos kilométricos 281,000 al 336,090 (clave: 1-AB-224)", que aumentó la anchura de la calzada hasta 12 m, para lo que fue necesario ampliar el puente. De igual manera se modificó el trazado en planta de las curvas existentes en sus accesos, incrementando su radio, y se implantó un carril adicional de vehículos lentos sentido Albacete desde este punto.

Vista aérea del trazado original de la carretera, adaptado a la situación y orientación de la obra de fábrica, en el vuelo americano serie B 1956-1957. © Instituto Geográfico Nacional

Vista aérea del trazado original de la carretera, adaptado a la situación y orientación de la obra de fábrica, en el vuelo americano serie B 1956-1957. © Instituto Geográfico Nacional


Vista aérea del tramo en el vuelo interministerial 1973-1986, tras las actuaciones del programa REDIA, con ampliación del radio de las curvas de acceso e implantación de un carril de vehículos lentos sentido Albacete. © Instituto Geográfico Nacional

Vista aérea del tramo en el vuelo interministerial 1973-1986, tras las actuaciones del programa REDIA, con ampliación del radio de las curvas de acceso e implantación de un carril de vehículos lentos sentido Albacete. © Instituto Geográfico Nacional

Sin embargo, la obra de fábrica obligaba a mantener una doble curva en "S" de radio reducido entre dos largas rectas, con la consiguiente incidencia negativa en la seguridad vial del tramo. Para resolver esta situación se redactó el proyecto de una variante de un kilómetro de longitud que permitiera enlazar las citadas alineaciones rectas con dos curvas de radio más amplio entre las que se intercalaban las correspondientes curvas de transición y un tramo recto intermedio. La actuación de mejora de trazado "Mejora local en la carretera N-430, de Badajoz a Valencia por Almansa, puntos kilométricos 300,341 al 301,374. Tramo: Bonete-Almansa (clave: 1-AB-275)", incluida en el programa ARCE del Plan General de Carreteras 1984-1991, se ejecutó a mediados de la década de los ochenta.

Desarrollo de las obras de mejora de trazado ejecutadas a mediados de la década de los ochenta en el vuelo nacional 1980-1986. Se observa la explanación de la variante al sudeste del trazado inicial. © Instituto Geográfico Nacional

Desarrollo de las obras de mejora de trazado ejecutadas a mediados de la década de los ochenta en el vuelo nacional 1980-1986. Se observa la explanación de la variante al sudeste del trazado inicial. © Instituto Geográfico Nacional

Este mismo Plan programó la duplicación de calzada en el tramo Albacete-Almansa de la carretera N-430, dentro de las actuaciones previstas por el programa de Autovías en el corredor de Levante Madrid-Alicante-Valencia para su segunda fase (1988-1991). Los 65 kilómetros entre el final de la circunvalación de Albacete y el inicio de la variante de Almansa conformaban una actuación que suponía un presupuesto muy elevado, por lo que inicialmente se dividió el recorrido en dos tramos, para los que se redactaron los proyectos de trazado correspondientes: "Autovía de Levante, Madrid-Valencia y Alicante Ctra. N-430, de Badajoz a Valencia por Almansa, p.k. 250 al 280. Tramo: Albacete-Villar de Chinchilla (clave: T1-AB-2380)" y "Duplicación de calzada. CN-430, de Badajoz a Valencia, p.k. 280,0 al 315,0. Autovía de Levante. Tramo: Villar de Chinchilla-Almansa (clave: T1-AB-2390)". Sin embargo, las obras se adjudicaron conjuntamente por el sistema de concurso restringido de proyecto y construcción en el contrato "Autovía de Levante. Duplicación de calzada. CN-430, de Badajoz a Valencia, p.k. 250 al 280 y 280 al 315. Tramos: Albacete-Villar de Chinchilla y Villar de Chinchilla-Almansa (clave: 11-AB-2490)", por 14 957 millones de pesetas a la UTE formada por Huarte, S.A. y Construcciones y Contratas, S.A. y finalizaron en julio de 1992.

Vista aérea de la autovía tras la actuación de duplicación de calzada incluida en el Plan General de Carreteras 1984-1991, en el vuelo quinquenal 1998-2003 del IGN. © Instituto Geográfico Nacional

Vista aérea de la autovía tras la actuación de duplicación de calzada incluida en el Plan General de Carreteras 1984-1991, en el vuelo quinquenal 1998-2003 del IGN. © Instituto Geográfico Nacional

El aspecto actual de la zona se muestra en el siguiente gráfico.

Situación actual del tramo del puente de Laisón sobre los vuelos del PNOA de 2015

Situación actual del tramo del puente de Laisón sobre los vuelos del PNOA de 2018. © Instituto Geográfico Nacional

El antiguo trazado de la N-430

El antiguo trazado de la carretera N-430 se encuentra en el actual km. 130 de la A-31, en las inmediaciones del parque eólico Virgen de Belén I. La actual calzada sentido Albacete discurre por la variante construida en la década de los ochenta y en la margen izquierda de la autovía se desprende la calzada que en su día perteneció a la carretera y en la actualidad se utiliza como camino de servicio.



La anchura de la calzada y los restos de las marcas viales existentes sobre la calzada indican en el extremo occidental del tramo el inicio de un carril adicional para vehículos lentos sentido a Albacete, de unos dos kilómetros de longitud, introducido entre las mejoras del programa REDIA e incorporado actualmente a la autovía.


El antiguo trazado describe una doble curva en "S", en una llanura dominada por la vecina sierra del Mugrón.


La obra de paso sobre la rambla de los Cuchillos se encuentra en el tramo de enlace entre ambas curvas, aunque, al haber desaparecido los pretiles y barreras, desde la calzada es apenas perceptible su presencia bajo el terraplén.



Lo que sí destaca es una cruz, situada en la margen derecha de la calzada.


La inscripción, grabada a modo de lápida en el pedestal sobre el que se erige la cruz, hace referencia a dos vecinos de Almansa, M.G.M. y su esposa R.S.L., "caídos por Dios y por España en este sitio". Lamentablemente, las líneas inferiores han quedado enterradas por la explanación de la carretera y no es posible conocer la fecha del luctuoso suceso.

A continuación, la carretera describe una curva a la derecha.


Se observa la diferente coloración de los áridos en la capa de rodadura de la calzada y los arcenes.



A la izquierda de la plataforma se encuentran los restos del trazado anterior de la carretera en esta curva.



Al final del tramo, un terraplén corta la calzada metros antes del entronque de la antigua alineación recta con la correspondiente a la actual autovía. Al igual que en el inicio, tiene continuidad con la red de caminos de servicio que discurren paralelos a la vía de alta capacidad.



El puente Laisón sobre la rambla de los Cuchillos

La boquilla visible desde la autovía, en su margen izquierda, de la obra de paso sobre la rambla de los Cuchillos, correspondiente a aguas abajo, muestra un arco rebajado de hormigón con tímpano y aletas del mismo material.


Se observa que la superficie del paramento de hormigón se encuentra descascarillada en la junta de hormigonado entre el arco y el tímpano, dejando el árido visto.


Sin embargo, esta estructura de hormigón en realidad es una ampliación de pequeña longitud de una obra de fábrica de piedra más antigua, construida para permitir el paso de la anchura de calzada prevista en el programa REDIA.

En la junta entre ambos tramos se aprecia una rosca de sillares correspondiente a la boquilla de la estructura original. Aunque ésta también consta de un arco rebajado, su geometría es ligeramente diferente a la de la ampliación.


La boquilla de aguas arriba ofrece un aspecto muy diferente.


En este caso, el arco, formado por dovelas de sillería, está situado bajo un tímpano de mampostería no concertada rematado con una imposta formada por una hilada salediza de sillares. En la actualidad hay sendos recrecidos de hormigón, tanto en la boquilla como en la aleta derecha, ejecutados para adaptar la estructura al derrame de tierras resultante de la ampliación de la calzada.


La cornisa cuenta con tres gárgolas para el desagüe de la plataforma superior.


El arranque de la bóveda cuenta con cinco hiladas visibles de sillares que constituyen un zócalo que protege la obra de fábrica. Por encima de las mismas, el espacio comprendido entre los sillares de las boquillas se rellena con un paramento de cal y canto.


La boca se completa con dos aletas de sillería de planta curva. La situada en el lado izquierdo mantiene la albardilla original, prolongación de la cornisa del tímpano, mientras que en la derecha ha sido sustituida por un recrecido de hormigón.



La obra de paso de la variante

En la variante construida en la década de los ochenta, por la que actualmente discurre la calzada sentido Albacete de la autovía, se resolvió el paso sobre la rambla de los Cuchillos con una batería de tres arcos rebajados de hormigón.


El tímpano queda rematado por una albardilla de hormigón en la que se fija una barandilla metálica con una efectividad baja como sistema de contención de vehículos. En la actualidad, la calzada de la autovía cuenta con una barrera metálica simple.


Al igual que ocurre en la ampliación de la estructura antigua, se aprecia la junta entre las distintas fases de hormigonado, correspondientes a los arcos y el tímpano. Además, se observa que en este caso se empleó un encofrado diferente para este último elemento.

Para la construcción de las aletas se ha utilizado el mismo material.


El puente Torcido

A una distancia de aproximadamente un kilómetro del puente Laisón se encuentra una obra de drenaje transversal bajo la autovía, que resuelve el paso sobre una vaguada que recoge aguas procedentes de la vecina loma de Cuevas Negras y desemboca en la propia rambla de los Cuchillos. En este punto, se ubica el denominado puente Torcido en los trabajos planimétricos del Instituto Geográfico Nacional. Dado el esviaje del cruce, se ha construido una plataforma horizontal en el terraplén de la autovía para disponer un tímpano perpendicular a la corriente de agua.

Tanto la boquilla como el tramo anexo a la misma están construidos en hormigón.


Sin embargo, en el interior de la obra de paso se observa una transición oblicua en la que el hormigón se sustituye por un relleno de cal y canto. Es ésta la estructura original, ampliada posteriormente, como el puente Laisón.


El revestimiento de la bóveda se encuentra en mal estado en algunos tramos.



En esta obra de drenaje transversal, bajo la antigua plataforma de la carretera N-430, incorporada en la actualidad a la calzada sentido Albacete de la autovía A-31, finaliza este recorrido.

Enlaces

Última actualización: 5 de septiembre de 2020

Inicio | Artículos | Viajes | Documentos | Vídeos | Actualizaciones | Imágenes para el Recuerdo | Mapa Web

© · 2016 | Contacto: miliar@telefonica.net | Síguenos en Facebook Metidos En Carretera | Síguenos en Instagram Metidos En Carretera | Síguenos en Twitter Metidos En Carretera | Carreteros Carreteros