Cabecera Metidos en Carretera

Imágenes para el recuerdo

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

Enlaces recomendados

Funcionalidad no disponible con JavaScript deshabilitado

Fuente:

N-340 entre Castellón y Benicàssim: La historia del Mar Soñado

Una colaboración de Rubén Abad Ortiz para .

Tras superar la Ronda de Circunvalación, la nacional se convierte en una vía de 4 carriles, 2 en cada sentido. Esta configuración se mantendrá hasta el fin de la travesía, metros más adelante (exceptuando un tramo concreto que se verá más adelante). Aquí empezamos a ver pórticos de señalización de épocas pasadas. Si vemos las indicaciones en las dos caras, podremos afirmar que el uso de este pórtico en concreto no ha caído en obsolescencia de ningún tipo.


Figura nº81 y 82: Pórtico sobre la N-340 (Fuentes: Propia y Google Maps)

Quizás es aquí en donde más elementos históricos puede haber, ya que no se ha modificado en demasía el trazado, ni la señalización, de esta vía en concreto. Sí es cierto que se han hecho concesiones a la modernidad en ciertos aspectos. La presencia de instalaciones deportivas en los aledaños de este tramo ha obligado a realizar, en cierta forma, actuaciones tales como la instalación de carriles bici, o la ampliación de aceras, por ejemplo, sin variar en demasía la configuración original del vial.


Figura nº83 y 84: Avda E. Gimeno, tramo de instalaciones deportivas (Fuente: Propia y Google Maps)

Pero la realidad es que este tramo de vía amplia durará bien poco. Tras el cruce con la Avenida de Ribesalbes, volvemos a una configuración de doble carril, más propia de épocas pasadas. Y una sorpresa aguarda tras esto:

Figura nº85: Único hito Peña disponible en el trazado, 2012 (Fuente: Google Maps)

Este hito Peña es el único que existía en toda la N-340 pasando sobre la ciudad de Castellón de la Plana. Pertenecía al P.K. 65, siempre contando el origen desde la ciudad de Valencia. Años después, debido a la construcción de itinerario peatonal sobre este tramo, fue retirado.

Figura nº86: Mismo lugar, en la actualidad (Fuente: Google Maps)

Todo el lugar se ha convertido en un bulevar de doble sentido, con los mismos árboles en los laterales, y la sección que se popularizó en tiempos de antaño.


Figura nº87 y 88: Bulevar sobre la Avda. E. Gimeno (Fuentes: Propia y Google Maps)

La realidad aquí estriba en que la integración de la travesía con el espacio urbano se ha resuelto de forma sobresaliente, sin embargo, la persona que quiera ver el auténtico aspecto de una nacional de tiempos antiguos, no lo va a encontrar, así de simple. Queda esto como una muestra de la evolución que ha sufrido esta carretera a lo largo de los tiempos.

Figura nº89: Intersección con la CV-16, antigua C-232 (Grao de Castellón-Teruel) (Fuente: Propia)

Ya poco después volvemos a encontrarnos con una configuración de 4 carriles, lindando justo con la Estación Intermodal (FFCC más autobuses) de Castellón. Esta estructura, puesta en servicio en el año 2000, se encuentra adaptada a las exigentes características de la Alta Velocidad, con un ancho UIC en sus vías, y una compatibilidad con el AVE total. Pero tampoco voy a meterme demasiado, ya que nos estamos acercando al final de la Variante que estamos describiendo...


Figura nº90 y 91: Estación Intermodal de Castellón (Fuente: Propia)

Como nota curiosa, hay que destacar que, junto a los viejos semáforos, y a los talleres mecánicos dispersos por este lugar, también hay señalización correspondiente a la iniciativa Camino Escolar Seguro, impulsada por el propio Ayuntamiento de Castellón, el cual promueve la creación de itinerarios para que los infantes puedan ir, de una forma segura, a sus escuelas mediante recorridos específicos.



Figura nº92 a 94: Travesía de la N-340 por Calle Pintor Oliet (Fuente: Propia)

Y con estas imágenes, en la Calle Pintor Oliet, estamos llegando al final de la segunda Variante de la ciudad de Castellón de la Plana. Han sido casi 5 kilómetros de nueva travesía. Sin embargo, las sorpresas no se acaban aquí, de ninguna manera. Tras una nueva glorieta, de aspecto deforme y con vehículos aparcados justo en su parte inferior, llegamos a las afueras de la ciudad.


Figura nº95 y 96: Calle Pintor Oliet, final de la segunda travesía de la N-340 (Fuente: Propia)


Figura nº97 y 98: Glorieta de salida de Castellón de la Plana (Fuentes: Propia y Google Maps)

Aunque no existan carteles indicadores de salida de la población, el paisaje nos hace indicar que ya hemos salido de la ciudad, definitivamente. Volvemos a recuperar la típica sección de firme 7/12 que tantas alegrías ha dado a lo largo de la historia, y volvemos también a saborear esa esencia que habíamos perdido metros atrás, ya sea por unos motivos u otros. Justo al entrar también disponemos de otra señal de época, con corrosión evidente, pero que ya nos informa de que vamos por buen camino. La indicación, simplemente, es la de que se está atravesando el Río Seco, pero la tipografía bien hace indicar que es de una época anterior a la presente.


Figura nº99 y 100: Salida de Castellón por la N-340 (Fuente: Google Maps)

Quizás un puñado de señales descoloridas con el paso del tiempo, y la constante sucesión de vallas publicitarias todavía nos hacen recordar que no hemos abandonado del todo el ambiente urbano.



Figura nº101 a 103: N-340 en su salida de Castellón (Fuente: Propia)

Mientras llegamos a la Ronda Norte, tenemos a nuestro alrededor muchos almacenes industriales, quizás, erigidos a través de la expansión industrial que se ha llevado a cabo durante estos años.



Figura nº104 a 106: N-340, hasta la intersección con la Ronda Norte (Fuente: Propia)

Una vez llegados a este punto, es hora de abandonar esta gran ciudad, de una vez por todas, y dirigirnos directamente hacia la costa, en donde nos esperan más aventuras. Pero, antes, otro pequeño tramo de vía multicarril nos espera...




Figura nº107 a 110: N-340, entre la Ronda Norte y la AP-7 (Fuente: Google Maps)

Durante 1,75 kilómetros hemos disfrutado de una gran amplitud de carril, pero, a partir de la intersección con la AP-7 (en su Salida 46; Castellón Norte/Benicàssim), volvemos a encontrarnos con la misma plataforma 7/12 clásica. Y con otra sorpresa adicional. A partir de este punto vuelven a existir los hitos metálicos indicativos del kilometraje de esta venerable carretera. Y se agradecen, de forma notable. Eso sí, el añadido de la “a” detrás también viene incluido en el paquete, ya que, la tercera variante (la de 1994) es la que dispone de la nomenclatura N-340 tal y como viene en el Catálogo de la Red de Carreteras del Estado hoy en día. También el kilometraje es sensiblemente distinto al trazado actual, pero las diferencias son bastante mínimas.




Figura nº111 a 114: N-340a (Fuente: Google Maps)

Poco después nos encontraremos frente a la intersección con la N-340 actual, y el hito miriamétrico del P.K. 980. También hay restos de trazado situados en el lugar, probablemente de alguna obra relacionada con la variante más reciente, y un panel informativo (que ya es raro de ver en un tramo de nacional en desuso, teóricamente).




Figura nº115 a 118: Intersección de la N-340a con la N-340 (Fuente: Google Maps)

A pocos metros, el esqueleto de una estación de servicio abandonada nos saluda desde la lejanía. Quizás, sea otro rastro de otros tiempos que no volverán, quién sabe...

Figura nº119: Gasolinera abandonada en la N-340a, Castellón (Fuente: Google Maps)

Durante otro puñado de metros, la N-340 actual y su antigua encarnación conviven en armonía, creando un paisaje que bien merece la pena ver:

Figura nº120: N-340a y N-340, juntas (Fuente: Google Maps)

Muy poco después, en el P.K. 980+811, y entre restos de trazado antiguo demolidos, acaba este tramo adicional a la N-340 con una gran glorieta, que la conecta con el actual trazado.


Figura nº121 y 122: Fin del tramo de la N-340a (Fuente: Google Maps)

Una vez aquí, el recorrido se realiza sin mayor problema, por la vía principal, hasta la entrada a la población de Benicàssim. Ahora bien, aquí hay que hacer un pequeño comentario antes de continuar.

Figura nº123: N-340 en Término Municipal de Benicàssim (Fuente: Google Maps)

El tramo que hay desde las dos Variantes de Castellón de la Plana, hasta esta población, se ha mantenido impasible con el paso de los años, en su sección 7/12. Sin embargo, hasta el Plan REDIA, unos metros más delante de la fotografía anteriormente señalada, la carretera se introducía directamente hacia el pueblo, y lo atravesaba, casi por la mitad, para acabar en un puerto de montaña entre los acantilados de la costa y el interior hasta llegar al Término Municipal de Oropesa del Mar, lugar en donde terminará este reportaje. Como se verá a continuación, la vía existente desde Benicàssim gozaba de un ancho de carril reducido, curvas muy cerradas y una gran lentitud de paso, que afectaba, especialmente, a los vehículos pesados. Es por ello que, desde el Ministerio de Obras Públicas, se aprobaron estos contratos, los cuales serían la base de la Variante de Benicàssim, y la mejora de trazado y firme de esta nacional a lo largo de la provincia de Castellón.

  • 09/09/1965, Clave 1-CS-251 Castellón: "Mejora del firme C.N. 340, de Cádiz a Barcelona, por Málaga, p.k. 69,100 al 152,300, presupuesto de 72.781.429,85 pesetas, adjudicado a Société Edison e Industrias Cave (INCAS), S.p.A."
  • 01/11/1966, Clave 1-CS-276 Castellón: "Mejora de trazado. Carretera N-340, de Cádiz a Barcelona por Málaga, puntos kilométricos 79,6 al 86,3; presupuesto de 50.653.050,42 pesetas, y adjudicado a Fomento de Obras y Construcciones, S.A." (justamente, el Proyecto de Trazado de la Variante que se va a explicar a continuación).

Esta variante, de 5,60 km aproximadamente, tiene la misma planta que la vista anteriormente. Además, permite salvar, con gran eficacia, las montañas de las partidas de Torre Bellver, Eitrilles, La Cuesta y Cantalobos de esta población en cuestión.

Figura nº124: N-340 a su paso por Torre Bellver (Fuente: Google Maps)

Creo que no hace falta mencionar de nuevo el elevado tráfico que esta porción de carretera representa al cabo del año. Tráfico que, por otra parte, de acuerdo a la apertura del peaje de la cercana AP-7, es posible que se reduzca, y las famosas escenas de los periódicos indicando la extrema peligrosidad de la N-340 comiencen a ser historia de una vez por todas.

Figura nº125: Alto tráfico en las proximidades de Benicàssim (Fuente: Propia)

Justo en el P.K. 987 de la actual N-340 comienza nuestra incursión dentro del entorno urbano de Benicàssim. De nuevo, volvemos a tener una salida de la que no queda, prácticamente, nada de tiempos pasados. Una gran glorieta, con el nombre de la población tallada en la vegetación, nos da la bienvenida.


Figura nº126 y 127: Entrada a Benicàssim (Fuente: Google Maps)

Durante la primera parte de la travesía (Avenida de Castellón y Calle Santo Tomás), el tramo se ha integrado completamente en la trama urbana como un elemento más, sin presencia alguna de vestigios históricos. Únicamente, los árboles laterales, dan alguna pista de lo que pudo haber sido esta carretera.




Figura nº128 a 131: Calle Santo Tomás y Avda de Castellón (Fuente: Google Maps)

Poco después, llegamos a una plaza un tanto particular. En este lugar, se guarda, con todo lujo de detalles, un puente metálico de la antigua línea ferroviaria Valencia-Barcelona, desmantelada en tiempos para ejecutar el actual trazado, y convertida en Vía Verde, con la cual, compartiremos tiempo no dentro de mucho. He de destacar que se mantiene dicho puente en su estado original, junto con sus traviesas y carriles, ya que el trazado ferroviario pasaba justamente por este lugar.

Figura nº132: Puente ferroviario sobre la N-340 (Fuente: Google Maps)

Aquí es donde empieza la salida de la población de Benicàssim, propiamente dicha. Con, prácticamente, todo el firme original de la época, incluyendo la línea central (aunque pintada en blanco, como es lo normativo), vamos adentrándonos en la última parte de nuestro recorrido.






Figura nº133 a 138: Travesía de Benicàssim, Avenida de Barcelona (Fuente: Propia y Google Maps)

Y es aquí donde empiezan a aparecer las primeras señales históricas, tras la curva que indica que pasamos a ir en paralelo a la Vía Verde del Mar (Benicàssim-Oropesa del Mar).

Figura nº139: Subida de la Vía Verde del Mar, N-340 (Fuente: Propia)

En verdad nos encontramos con dos señales, de la década de los 60/70, en buen estado de conservación, y buena visibilidad. Ambas indican el acceso a dos de los atractivos turísticos disponibles en la zona: un camping, de primera categoría según la señal, y la finca de Santa María del Mar, que se convertirá en hotel de lujo dentro de un tiempo, tras 90 años en activo.


Figura nº140 y 141: Detalle de la señalización (Fuentes: Propia y Google Maps)

El subir el acantilado al lado de una playa da un cierto aire de exclusividad al lugar... Pero tampoco nos desviemos. En este tramo, el ancho disminuye considerablemente, obligando a reducir la velocidad de una forma evidente.


Figura nº142 y 143: Subida al acantilado (Fuentes: Google Maps y Propia)

En la subida tampoco falta señalización variada...


Figura nº144 y 145: Más señalización histórica (Fuente: Google Maps)

Muy poco después, al coronar la subida, entramos ya al Término Municipal de Oropesa del Mar, no sin antes encontrar una última sorpresa:



Figura nº146 a 148: Límite entre Benicàssim y Oropesa del Mar (Fuentes: Google Maps y Propia)

Sí, tenemos también otra señal con solera en este tramo. Será la última, por otra parte, en un tramo de curvas que se antoja interesante.



Figura nº149 a 151: antigua N-340, comenzando a cruzar Oropesa del Mar (Fuente: Propia)

Aunque el tramo antiguo fue sustituido completamente por la variante REDIA, tampoco han faltado actuaciones, como rectificaciones de trazado, o la instalación de reductores de velocidad para los vecinos que transitan por la zona. A partir de aquí ya dejamos, definitivamente en este reportaje, el mar.



Figura nº152 a 154: Modificaciones (Fuente: Propia)

Y, tras una glorieta (con señalización datada, probablemente, de los años 90), encaramos la última subida a través de Torre Bellver. Aquí atravesaremos, además, la actual línea ferroviaria Valencia-Tarragona, y la autopista AP-7.



Figura nº155 a 157: Subida a Torre Bellver (Fuente: Propia)

Salidas de urbanizaciones, anchura de vías, y un mantenimiento más bien pobre, son el paisaje de este lugar en concreto. Mientras coronamos las cuestas, voy pensando en lo que pudo haber en estas vías en su momento... Camiones desfalleciendo por subir este tramo. Viajeros intrépidos de otras épocas. Quién sabe los misterios que ha podido encerrar este camino a lo largo del tiempo.



Figura nº158 a 160: Cuestas (Fuente: Propia)

Poco después llegamos al puente con la autopista AP-7, realizado en la década de los 70, justo en plena ejecución de esta, y a una bajada sensible que dará lugar al fin del tramo, no sin antes comentar la existencia de una Casilla de Peones Camineros (conocida con el apropiado nombre de La Cuesta), que todavía sigue en pie a día de hoy, aunque en estado ruinoso.



Figura nº161 a 163: Bajada de las cuestas de Oropesa (Fuente: Propia)



Figura nº164 a 166: Bajada final del puerto (Fuente: Propia)

Y, finalmente, llegamos al punto final de este reportaje: el P.K. 992+500 de la actual N-340. Espero que este trabajo haya sido de vuestro agrado, y me retiro, exhausto, a descansar a alguna posada cercana... Hasta la próxima vez.

Figura nº167: Cruce con la actual N-340, P.K. 992+500 (Fuente: Propia)

"Vivir satisfecho de uno mismo ha de ser muy aburrido, por eso no hay mejor cosa que meterse en aventuras". (Juan Benet)

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Última actualización: 26 de enero de 2019

Inicio | Artículos | Viajes | Documentos | Vídeos | Actualizaciones | Imágenes para el Recuerdo | Mapa Web

© · 2016 | Contacto: miliar@telefonica.net | Síguenos en Facebook Metidos En Carretera | Síguenos en Instagram Metidos En Carretera | Carreteros Carreteros